¿Qué documentos necesito para asegurar mi vehículo?

Para muchos consumidores, una de las peores cosas al contratar servicios, como pueden ser los seguros de coche, es el papeleo asociado.

Lamentablemente, en España era habitual que todos tuviéramos que volver varias veces a una misma oficina para completar los trámites burocráticos de una sola acción. Sin embargo, los tiempos han cambiado  y ahora gracias a internet y a artículos como este, podemos indicarte qué documentos necesitas para asegurar tu vehículo.

En este guía:

DNI o NIE

Como bien sabes, para poder firmar cualquier tipo de contrato es necesario mostrar tu DNI o pasaporte para poder acreditar tu identidad. No olvides llevar siempre el original y una copia.

Carnet de conducir

Este documento es el que demuestra que puedes conducir legalmente en España y, puesto que hablamos de seguros de coche, es lógico que te lo pidan.

Comprobarán que tu nombre y apellidos en el carnet coinciden con los del DNI y que tienes permiso para conducir un vehículo con las características del que vas a asegurar.

Permiso de circulación del vehículo

Hay dos figuras esenciales en los seguros de coche, el conductor y el propio vehículo. Por lo que, en ese caso, también querrán asegurarse de que tu vehículo es legal y cumple con los requisitos mínimos.

En el permiso de circulación de tu vehículo aparecerán entre otras cosas: el titular del mismo, así que es importante actualizarlo cada vez que se compre o venda un vehículo, la matrícula y fecha de la primera matriculación y algunas características técnicas que también deben aparecer en el siguiente documento.

Certificado de la ITV (Ficha de la Inspección Técnica de Vehículos)

Este documento se exige para comprobar que el vehículo está en buenas condiciones para circular. De no estarlo, las averías y accidentes serían mucho más probables y la aseguradora no querría hacerse cargo.

Además, también incluye las especificaciones técnicas del vehículo como, por ejemplo, el número de bastidor, masa máxima autorizada, cilindrada, altura y anchura y número de asientos, entre otras características.

Factura de compra del coche

No te lo pedirán todas las aseguradoras, pero es mejor llevarlo por si acaso ya que no ocupan mucho espacio y puede que hasta nos ahorremos un paseo.

Y si cambias de seguro…

Además de todo esto, si vas a cambiar de empresa seguradora probablemente te pidan otros documentos para poder asegurar tu vehículo.

Recibo del seguro anterior

Ocurre igual que con las facturas de compra del vehículo, aunque no lo pidan siempre, es mejor llevarlo.

Es posible que, además del recibo en sí, también te pidan las condiciones particulares de la póliza anterior.

Certificado de siniestralidad

En este certificado aparecen tanto el tiempo que has estado con tu aseguradora anterior como el número de partes culpables que has abierto. Esto les sirve para conocer mejor tu perfil como cliente.

Para conseguir estos documentos, solo tienes que ponerte en contacto con tu aseguradora anterior. Nuestro consejo, es que pidas los documentos antes de dar de baja tu seguro, mientras todavía eres su cliente, ya que suelen esmerarse más por complacer a los clientes que tienen que a los que les acaban de dejar.

¿Tengo obligación de mostrar estos dos últimos documentos?

En realidad, no tienes obligación de mostrar ningún documento, pero si no lo haces es probable que se nieguen a asegurarte. Como todo en la vida, lo mucho o poco que te exijan dependerá de tu poder de negociación y de tu atractivo como cliente.

Recuerda que debes llevar tu seguro o una fotocopia compulsada en el vehículo, para tenerla disponible siempre que te la soliciten las autoridades.

Nosotros recomendamos hacer copias compulsadas de los documentos ya que pueden salvarnos de un apuro. Para compulsar una copia tienes que presentar el original y la copia. Por ejemplo, en tráfico, pueden ayudarnos compulsando nuestro carnet de conducir y en el ayuntamiento o la oficina de policía de nuestra localidad, el DNI. También se puede acudir a un notario y él puede ayudarnos compulsando todos los documentos de una vez, aunque será más caro.

¿Y si me ofrecen un precio demasiado alto después de mostrar todos estos documentos?

Lo que nunca debes hacer es mentir a la aseguradora. Si lo haces, ella podrá alegar que el contrato no es válido y no hacerse cargo de sus responsabilidades llegado el momento.

Si crees que te ofrecen un precio demasiado alto, tu mejor baza es comparar con lo que te ofrecen otras aseguradoras por condiciones similares. Si encuentras una aseguradora más barata, puedes acudir a la más cara, mostrar lo que te ofrece la barata y decirles que si te pueden mejorar ese precio. En algunos casos, estarán dispuestos a hacer una contraoferta.

Tampoco te auto engañes, las aseguradoras pueden negociar, pero para ello tienes que resultarles interesante ya que, si no, no van a sacrificar sus beneficios por ti.

Seguros de coche,
compara y empieza a ahorrar ya.
Comparar