Seguros de hogar al mejor precio

El seguro de hogar es un colchón de tranquilidad al que acudir cuando surgen averías o problemas inesperados en nuestras casas. Además, también sirve para solucionar los daños que causamos involuntariamente a nuestros vecinos como, por ejemplo, las temidas goteras.

En esta página, te ofrecemos una guía básica sobre el seguro de hogar para que puedas elegir el tuyo.

Comparador de seguros de hogar

Encuentra el mejor seguro de hogar para tu casa. No tardarás ni 5 minutos.

Comparar

Tipos de seguro de hogar, ¿cuál elegir?

Podemos clasificar los diferentes tipos de seguro de hogar en función de las coberturas. Por ello, lo más lógico es considerar tres tipos generales: Básico, Intermedio y Amplio.

Seguro de hogar con la cobertura más básica

Al seguro de hogar más básico también se le conoce como póliza de daños. Muchas veces nos vemos obligados a contratar este seguro por terceras partes interesadas. El ejemplo más típico es el caso de las hipotecas, en el que la entidad que nos concede el préstamo hipotecario, nos exige que contratemos este seguro.

Al fin y al cabo, la vivienda es la garantía que tiene la entidad financiera de que va a recibir su dinero de vuelta y el seguro supone para ellos una seguridad extra de que en caso de tener que adquirir la propiedad, esta esté en buen estado.

La cobertura más básica solo cubre la vivienda en sí, es decir, lo que llamamos el continente (y no el contenido, como tus muebles). Por ejemplo, los daños ocasionados por problemas como incendios, explosiones, efectos atmosféricos, humos, hundimiento, colisión y actos vandálicos.

Este tipo de seguro también incluye una asistencia jurídica limitada.

Seguro de hogar con una cobertura media

Si lo piensas, un hogar no solo es un techo, un suelo y cuatro paredes, sino también todo lo que contiene. Como te hemos mencionado anteriormente, en los seguros se diferencia entre continente y contenido. Los seguros que van más allá que la cobertura exclusiva del continente, entran ya en la categoría intermedia.

En este caso, cada póliza es diferente. Generalmente se cubren los objetos que hay dentro de la casa, pero si hay algo de valor necesitarás declararlo específicamente para que aparezca en la póliza. Esto hará que aumente el precio, pero te asegura que si pasa algo ese contenido esté cubierto.

Con este tipo, la asistencia jurídica es más completa.

Seguro de hogar con la cobertura más amplia

La cobertura más amplia es la que ofrecen los seguros de hogar más caros. Generalmente, incluyen todo lo mencionado en los dos tipos anteriores y, además, añaden una cobertura jurídica bastante amplia y servicios extra. Estos servicios pueden ser, por ejemplo, el de un manitas al que puedes llamar un determinado número de veces al año para que te ayude a instalar lámparas, cortinas y cosas por el estilo.

Este seguro, también cubrirá las reparaciones estéticas, algo que por lo general no cubren las coberturas más básicas y que, solo en ocasiones, cubren las intermedias.


¿Cuál es el mejor seguro para mi hogar?

El mejor seguro de hogar siempre dependerá de tus posibilidades, necesidades y de las características de tu hogar.

No es lo mismo una casa de verano, que la casa en la que vives a diario. Habitualmente, en una casa de verano no tendrás muebles carísimos, joyas o electrodomésticos de lujo, sino enseres más básicos. En este caso, seguramente no te merezca la pena contratar un seguro de hogar con una gran cobertura, porque si le pasa algo a, digamos, tu lavadora, podrás comprar otra sin mayor problema.

En el caso de tu vivienda habitual, las averías pueden suponerte un gasto importante y ahí sí que puede merecer la pena tener el mejor seguro posible. En general, cuanto más valor tenga el contenido de tu vivienda, más te puede interesar tener un seguro con una cobertura completa, aunque esto encarezca la póliza.

Lo importante, si tienes una vivienda en propiedad, es contratar un seguro que incluya continente, contenido y responsabilidad civil (indemnización a terceros).

Finalmente, si tienes mascotas, probablemente tu aseguradora te permita incluir la responsabilidad civil derivada de ellas en la cobertura. Suele ser algo recomendable para ahorrarte quebraderos de cabeza, en el caso de que se produzca un percance.

En resumen, infórmate de las diferentes opciones y coberturas. Para ello, puedes empezar con los seguros de hogar que puedes ver en la parte superior de esta página. Mientras te informas, haz una lista de lo que te gustaría que ofreciese tu seguro y luego elige el seguro que más se acerque a tu seguro ideal.

Seguros

House

¿Qué exclusiones existen en el seguro de hogar?

El tema de las exclusiones en el seguro de hogar es un mundo aparte en cada seguro. Cada póliza tiene sus propios detalles y no se puede generalizar. Por lo que te recomendamos que siempre leas el contrato entero, incluso la letra pequeña. Sin embargo, hay muchas exclusiones comunes en función de las aseguradoras.

Habitualmente, el seguro de hogar no cubrirá los desperfectos que se deban al uso normal de las cosas o a su falta de mantenimiento, así como la reparación de cualquier daño que se hubiese producido antes de que contrataras el seguro.

Otras exclusiones habituales son los electrodomésticos que tienen más de un determinado número de años o los daños fruto de inclemencias atmosféricas que superan ciertas características.

Antes de pasar a la siguiente sección no queremos dejar de recordarte que tengas cuidado con los despistes. Un incendio por un cigarrillo encendido, un robo por una puerta sin cerrar, etc, son todas situaciones que quedan excluidas en la mayoría de coberturas.

Encuentra el mejor seguro para tu vivienda al mejor precio. Comparar

¿Cómo cancelar un seguro de hogar?

Por lo general, los seguros de hogar se pagan anualmente. Por ello, cuando hablamos de cancelar un seguro, solemos estar refiriéndonos a no renovarlo. Si no decimos nada, lo habitual en los contratos de seguro del hogar es que el seguro se renueve automáticamente.

Si no quieres renovar el tuyo, simplemente tienes que notificárselo a la aseguradora con el tiempo suficiente. Este plazo de tiempo suele ser de un mes antes de su vencimiento.

Sin embargo, lo mejor es que compruebes la póliza porque en ocasiones, como ,por ejemplo cuando hay hipotecas de por medio, el plazo requerido puede ser mayor. Debes tener en cuenta que, si la hipoteca te exigía tener un seguro del hogar y lo cancelas, probablemente, las condiciones de la misma cambiarán.

Aunque el seguro tenga pago fraccionado, a no ser que la compañía te lo perdone por cortesía, tendrás que pagar el seguro entero para poder cancelarlo.

El único caso en el que puedes evitarlo y en el cual te ampara la ley, es haciendo uso del llamado derecho de desistimiento. Según este derecho, en los 14 días naturales posteriores a la firma del contrato, puedes cancelar dicho contrato sin tener que pagar ninguna penalización.

Seguros

Preguntas Frecuentes Sobre el Seguro de Hogar

¿Es obligatorio contratar un seguro de hogar?

No. El seguro de hogar no es como el seguro de coche. En este caso no hay obligatoriedad de contratarlo, aunque, en nuestra opinión, es muy conveniente porque en ocasiones los gastos que surgen de las averías en los hogares son realmente altos y descompensan cualquier presupuesto familiar.

Lo que puede suceder, como ya hemos comentado anteriormente, es que, si vas a pedir una hipoteca, la institución financiera te exija tener un seguro del hogar. Esto entraría dentro de tus acuerdos con la entidad, pero por ley, el seguro de hogar no es obligatorio.

¿Qué es el infraseguro de hogar?

Hablamos de infraseguro cuando la cobertura que contratamos es menor al valor del bien que aseguramos. Si, por ejemplo, el contenido de tu vivienda está valorado en 50.000 €, pero tu solo aseguras 30.000 estarás en una situación de infraseguro.

En general, esto se hace para pagar una póliza menor. Solo tú puedes decidir si te conviene hacerlo.

¿Qué significa estar sobreasegurado?

Es la situación contraria a la anterior. Es decir, asegurar un valor mayor al real. El problema es que ninguna aseguradora te va a indemnizar por más del valor real de algo porque si lo hiciera, estaría provocando que a ti te interesase que ocurriesen accidentes. Nunca se van a arriesgar a eso y todas las pólizas limitan las indemnizaciones al valor real de las cosas.

Por tanto, sobre asegurar no te ofrece ningún beneficio ya que pagarás una póliza más alta a cambio de nada.

¿Qué es el seguro de responsabilidad civil para la vivienda?

Esta cobertura hace referencia a los daños que causes a terceros. Piensa que tener que reparar una avería en tu casa es un inconveniente, pero gastar ese dinero en reparar la avería de otros lo es aún más. Por eso, creemos que la responsabilidad civil es uno de los mayores valores de los seguros de hogar.

Los seguros de impago de alquiler.

Este tipo de seguro está pensado para los propietarios que arriendan una vivienda. Cubre muchos de los problemas que sufren los propietarios en su relación con los arrendadores, incluyendo los impagos del alquiler.

Cada cobertura, será diferente, aunque lo habitual sea cubrir unas 12 mensualidades. Estos seguros también suelen cubrir reparaciones, asistencia jurídica para los problemas que tengas con los inquilinos, etc.

¿Qué factores pueden reducir el precio del seguro de hogar?

Lógicamente no es lo mismo asegurar un piso que una casa independiente. Tampoco lo es tener una vivienda en un barrio conflictivo que una vivienda localizada en un barrio de lujo.

Por supuesto, la antigüedad de la vivienda es importante, ya que, a más antigua, más probables son las averías. Lo mismo ocurre con los materiales de construcción, el número de personas que viven en ella, el tamaño y el valor del contenido.

Factores de riesgo como el que haya una piscina o una chimenea también aumentan el precio de la póliza.

¿Qué documentos necesito para poder asegurar mi casa?

Por lo general no necesitarás muchos documentos. La aseguradora querrá saber: dirección, metros cuadrados, año de construcción y tipo de uso.

¿Cuál es la diferencia entre robo y hurto en el seguro de hogar?

Muchas coberturas de seguro de hogar diferencian entre robo y hurto.

El robo implica violencia, mientras que el hurto no. Es decir, si dejas la puerta de casa abierta, hablaremos de un hurto, pero si los ladrones fuerzan la puerta o una caja fuerte, estaremos hablando de un robo.

¿Cuánto tiempo puede tardar la compañía en indemnizarme un siniestro?

Según el artículo 18 de la Ley 50/1980 de Contrato de Seguros si en el contrato no se ha fijado un plazo más amplio, los seguros deben pagar el importe mínimo de lo que el asegurador pueda deber, según las circunstancias por él conocidas en un plazo de 40 días, desde que recibieran la comunicación del siniestro.

En este sentido, el asegurado tiene un plazo de 7 días desde que se da cuenta del siniestro para notificárselo a su seguro.

Guías