¿Qué son las hipotecas?

Una hipoteca es un contrato, generalmente, un préstamo, en el que interactúan dos partes, el deudor y el acreedor. Mediante este acuerdo el deudor deja en garantía un bien, normalmente un inmueble. Aunque en algunos casos también es posible dejar en garantía un bien mueble como vehículos, arte, entre otros.

De esta forma, si el deudor no llega a finalizar el pago de su deuda, el prestamista puede usar su derecho de dicha propiedad en su nombre o también puede forzar la venta de los bienes para así cobrar tomar la deuda con los respectivos intereses.

Así mismo, debemos saber que mientras los bienes están en garantía el deudor puede hacer uso de ellos. Solamente en caso de incumplimiento del contrato, el acreedor puede forzar el pago del adeudo.

Compara hipotecas

Compara las mejores opciones y encuentra tu hipoteca entre nuestras ofertas.

Comparar

¿Qué tipos de intereses hay en los préstamos hipotecarios?

Antes de contratar una hipoteca debemos saber exactamente en qué consisten los intereses. Como sabemos este rédito es en beneficio del prestamista a cambio del crédito concedido para comprar en este caso una vivienda. Este monto se determina según los antecedentes crediticios y la estabilidad laboral del solicitante. El interés fijado en cada hipoteca puede ser de varios tipos, desde Money Expert hemos analizado cada uno de ellos:

Hipotecas con interés fijo

Este tipo de interés tiene una característica principal, y es que el interés aplicado a estos préstamos hipotecarios se mantiene fijo hasta la finalización del mismo. Pero, debemos tener en cuenta, que el porcentaje de interés fijo es más alto que uno variable. Sin embargo, también se puede pedir un porcentaje menor con un plazo más corto.

Hipotecas con interés variable

El interés variable en una hipoteca es la forma de contratación más común para acceder a una vivienda en España. Y a diferencia de los intereses fijos, estos se componen de dos factores. Por un lado, está el índice de referencia, que es básicamente un porcentaje fijado por el euríbor, con el que no sabemos a ciencia cierta si se mantendrá, disminuirá o en el peor de los casos aumente. Si bien es cierto, en los últimos años este índice ha llegado a mínimos históricos. Generalmente este porcentaje se revisa semestral o anualmente. Por otro lado, existe un índice diferencial, este valor es fijado por la entidad acreedora o prestamista. En este caso este porcentaje se mantendrá fijo hasta la finalización del préstamo.

Hipotecas con interés mixto

Este interés es usado para combinar los tipos fijos y variables. De esta forma, los primeros años va a tener un tipo fijo y a medida que pasa el tiempo se aplica un tipo variable. Las condiciones para este tipo de interés las fija el acreedor.


¿Qué características tengo que tener en cuenta para encontrar las mejores hipotecas?

Te aconsejamos enfocarte en buscar una hipoteca que te permita vivir cómodamente, teniendo en cuenta todos tus gastos adicionales. Las entidades financieras no tienen en cuenta la situación familiar o los imprevistos que se puedan generar a lo largo de la vida.

Por ello, existen una serie de aspectos que debemos tomar en consideración:

Tipo de interés

El precio que pagarás para poder disponer de un préstamo hipotecario.

Comisiones anexas al proceso de estudio y apertura

Monto está destinado a cubrir los gastos que la entidad realizará para formalizar los trámites.

Productos vinculados a una hipoteca

Con el fin de asociar al cliente a cambio de un índice diferencial más bajo. Ejemplo: tarjetas de crédito

Compensacón por desestimiento

Es un importe que pueden cobrar las entidades bancarias cuando se cancela o se amortiza parcial o totalmente un préstamo.

Plazo de amortización

Consiste en el tiempo que vamos a tardar en devolver el dinero prestado al banco. Generalmente los plazos de amortización ofrecidos son de 30 a 40 años.

Cantidad financiada por el banco

Esta varía en función de cada entidad.

¿Cómo puedo calcular mi hipoteca?

Esta pregunta es la más común al momento de pensar en comprarte la casa de tus sueños. Normalmente cuando das este gran paso debes hacer uso de todos tus ahorros, pues mientras menos dinero le pidas a una entidad financiera, mayor probabilidad tienes de que te concedan el préstamo y, en algunos casos, de que te ofrezcan una cantidad mayor.

La forma más fácil de calcular tu hipoteca es siguiendo las siguientes directrices, toma papel y lápiz, y conoce por ti mismo cuál es el límite del que no deberías exceder al pensar en un préstamo hipotecario.

  • En primer lugar, apunta los ingresos netos anuales que genera la unidad familiar, en caso de hacerlo en pareja.
  • Divide esta cantidad por los meses del año.
  • Finalmente de este valor solo podrás destinar el 35% del valor al pago de la hipoteca.
  • P.D: no olvides de tomar en cuenta el valor de las facturas de los servicios básicos.

hipotecas
House

¿Qué tengo que tener para que me concedan una hipoteca?

Después de haber autoanalizado tus ingresos y de haber elegido la casa de tus sueños, llega el momento de solicitar una hipoteca, pero hay ciertas condiciones que a día de hoy son necesarias al momento de pedir un préstamo.

Actualmente las entidades financieras solo conceden el 80% del valor de la vivienda, salvo casos excepcionales. Es decir que, para una vivienda de 150.000 euros, debemos tener en nuestros ahorros 45.000 euros. Esto se debe a que existe un 10% adicional que corresponden a los gastos que están vinculados a la solicitud del crédito, los trámites de compra venta y el registro de las escrituras ante el notario, entre otros.

Otra condición que debes reunir es tener un buen salario mensual, no te preocupes, si no llegas al mínimo siempre puedes solicitar una hipoteca conjunta. Del mismo modo acreditar un trabajo fijo o indefinido y la antigüedad en el mismo.

Las entidades pueden solicitar tu historial crediticio, aquí se puede observar tu experiencia como deudor, así que debes tener todos tus asuntos financieros al día. Por último, si no ha sido suficientemente convincente para el banco, tienes la posibilidad de adjuntar un aval o garantía extra. Es decir, que otra persona con una propiedad a su nombre puede hacerse responsable de la deuda en caso de que el titular incumpla con los pagos.

No te olvides de adjuntar toda la información solicitada por el banco, cada entidad te va a solicitar una documentación específica.

Preguntas Frecuentes Sobre Hipotecas

¿Cuánto tarda un banco en conceder un préstamo hipotecario?

A día de hoy la oferta ha aumentado en el mercado on-line, con ello los tiempos en obtener una respuesta se han disminuido gracias a la tecnología. No obstante, el tiempo de obtención de una hipoteca no está establecido, así que esto variará de otros factores como el estudio de riesgo o el historial crediticio.

Pero también funciona a conveniencia, por ejemplo, cuando las entidades no llegan a los objetivos marcados, agilizan los tiempos para conseguirlo. Te aconsejamos solicitar esta financiación con varias entidades, especialmente con las que tienes algún producto contratado, pues esto ayudaría con tu historial. Y desestimar aquellas que no tengan contestación o un período de respuesta muy largo.

¿Qué es la novación de hipoteca?

Una novación de hipoteca consiste en los cambios que se hayan podido hacer en las condiciones de la hipoteca después de su contratación, es decir, una renegociación del contrato. Generalmente la novación más solicitada es la ampliación de una hipoteca.

Los gastos generados por esta negociación suelen ser de 0 a 1% del valor pendiente, aunque dependerá de los cambios realizados y la entidad. Algunos de los cambios más recurrentes son la ampliación del importe del préstamo para conseguir más capital, cambiar el tipo de interés, añadir o quitar bienes en garantía, entre otros.

¿Cuáles son los pasos para cancelar una hipoteca?

El primer paso es pagar la totalidad de la deuda pendiente y la comisión por cancelar un contrato. La entidad debe entregar los documentos de liquidación, certificando que tiene deuda cero. Lo siguiente es notarizar una nueva escritura, para ello deberá asistir un representante del banco y el deudor.

Una vez completado este paso, se deberá proceder con la cancelación de la hipoteca y el impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos, este último sin cargo alguno. Finalmente, acudir a hacienda y rellenar el formulario, para posteriormente ir al registro de la propiedad y dejar tu nueva propiedad libre de cargas.

¿Qué es el periodo de carencia de una hipoteca?

Es una alternativa que se concede a los usuarios que tengan dificultades para realizar el pago de sus obligaciones. Normalmente en estos periodos la entidad puede dejar de cobrar los intereses por un tiempo pactado. A esto se le conoce como carencia parcial.

Por otro lado, existe la carencia total, que permite interrumpir el pago de intereses y capital. Una vez pasado el periodo de carencia, se aplican nuevas directrices como pueden ser el contratar nuevos productos o servicios, un aumento en la cuota mensual o en el interés diferencial.

¿Es posible cambiar mi hipoteca de banco?

Si. Este proceso también es conocido como subrogación de hipoteca. Este proceso puede ser beneficioso si deseas mejorar el interés, conseguir un refinanciamiento o incluso obtener mejores condiciones.

Hoy en día se contempla más esta posibilidad puesto que nos ayuda a conseguir un fondo extra o a su vez nos ayuda a ahorrar una importante cantidad de dinero y tiempo. Se debe considerar que existen algunos gastos, pero si hemos hecho los cálculos necesarios nos daremos cuenta que los beneficios aumentan.

¿Es obligatorio contratar un seguro con mi hipoteca?

Lo primero que debemos saber es que lo único obligatorio al adquirir una vivienda es contratar un seguro de hogar básico. Sin embargo, eres libre de elegir la aseguradora que más sea de tu agrado.

De esta forma no podrás caer en el truco de contratar un seguro de hogar y un seguro de vida dentro de una hipoteca. Esta práctica ya fue regularizada y, a día de hoy, no se puede asociar una oferta en función de un producto contratado.

¿Cómo saber a cuánto está el Euríbor?

El Euribor es un tipo de interés aplicado generalmente en los tipos variables o mixtos. Las directrices son tomadas de las tendencias entre los bancos involucrados en el sector financiero

Pero lo verdaderamente predecible es la revisión de la trayectoria de este índice. en los últimos años se ha producido un récord histórico en la bajada del Euribor, que actualmente se mantiene. Esto debería ser un buen momento para pensar en el interés variable. Pero no deja de ser prácticamente impredecible.