Seguro de robo de coche. ¿Qué hay que hacer si me roban el coche?

El seguro de robo de coche es una de las garantías más comunes a la hora de asegurar un vehículo en caso de su sustracción. Independientemente de que el robo de vehículos se haya reducido a día de hoy, es importante estar siempre protegido ante estos casos. Te recomendamos usar nuestro comparador de seguros para dar con la opción que más se ajuste a tus necesidades.

En este guía:

¿En qué consiste la cobertura de robo?

El seguro de robo de coche supone una garantía por la que se obtiene una indemnización en el caso de que sustraigan nuestro coche. Es una cobertura que se encuentra incluida en todos los seguros a todo riesgo. Sin embargo, también es posible encontrarla en algunos seguros a terceros ampliados y puede también contratarse como una garantía adicional.

Ahora bien,  no todos los robos son iguales, por lo que habrá indemnizaciones distintas en función del tipo de robo que se haya producido. Es importante tener muy en cuenta cuáles y cuántas coberturas cubre nuestra póliza ya que, por ejemplo, puede incluir cobertura para la totalidad del vehículo (sustracción del coche completo), pero no para el robo de alguna de sus partes (robo parcial). Es así que en función de ello podríamos hablar de:

Intento de robo

Si han intentado sustraer el vehículo o alguna de sus partes sin éxito, pero, como consecuencia de esto, se han producido daños en el vehículo, la compañía aseguradora tiene la obligación de reembolsar los costes de reparación.

Robo parcial

Los robos parciales son aquellos en los que se sustrae alguno de los accesorios del vehículo, pero no este en su totalidad. Los más comunes son llantas, retrovisores, etc. Si este es el caso, la aseguradora correrá con los gastos. Sin embargo, si no se trata de accesorios de serie, tendrás que haberlos declarado previamente en el contrato de la póliza para que puedan ser incluidos en la cobertura.

Robo total

Los robos totales se refieren a la sustracción completa de un vehículo. En dichos casos, la aseguradora lo considera una pérdida total y, en consecuencia, indemnizará al asegurado con el valor que se especifique para cada caso ya que puede ser el valor de mercado, el valor a nuevo o bien el valor venal del coche sustraído.

En cualquiera de estos casos, es importante subrayar que las compañías aseguradoras no indemnizarán en el caso de que el robo lo haya cometido un familiar o una persona cercana como por ejemplo un trabajador. Y sí, estos casos ocurren.

¿Qué diferencia hay entre un robo y un hurto?

A los ojos de las compañías aseguradoras no es lo mismo un robo que un hurto. De hecho, esta diferencia puede hacer que tu aseguradora cubra o no el coste del daño que hayamos sufrido con el robo, sea este parcial o total o no se haya producido.

Robar es quitar algo de forma violenta mientras que un hurto es una sustracción que puede ser causada, por ejemplo, por una negligencia. Este sería el caso de habernos dejado las llaves puestas en el coche y que alguien se lo haya llevado.

Las compañías pueden incluir cobertura contra el robo, pero no todas cubren contra el hurto.

Indemnizaciones que se incluyen con el seguro de robo del coche

Tal y como hemos mencionado anteriormente, la indemnización del seguro de robo del coche dependerá del tipo de robo, así como del valor del coche. En función de ello, se nos puede ofrecer una indemnización a valor de coche nuevo, venal o a valor de mercado.

Valor venal y valor de mercado

Una de las indemnizaciones más comunes son las indemnizaciones venales. Estas se dan en función del precio de venta del vehículo. Es decir, el dinero que se obtendría por ese coche siendo de segunda mano antes de que lo robaran.

En el caso de las indemnizaciones a valor de mercado, ofrecerían el precio del valor venal más los impuestos y tasas, así como los beneficios de la venta. Es decir, sería más bien el precio de compra del vehículo.

Valor a nuevo

El valor a nuevo sería el valor que tendría tu vehículo en el caso de que lo comprases nuevo. Este precio incluye los impuestos y las características del vehículo que ha sido robado. El periodo para poder aplicar a esta indemnización es por norma general de un año. Cuando pasa, se pasa a una cantidad de indemnización menor.

¿Qué hacer si te roban el coche?

Lo primero de todo, ponte en contacto con las autoridades y denuncia el robo en la comisaría más cercana lo antes posible. Posteriormente, si tu vehículo tiene alarma para la localización, avisa a la empresa que la gestiona. De forma paralela, llama a tu aseguradora para que te ayuden con el proceso a seguir (la compañía tendrá 30 días hasta que el coche sea considerado desaparecido y deban indemnizarte por él). Recuerda que debes tener a mano la siguiente documentación y objetos: justificante de baja temporal del vehículo y otro de haber pagado el impuesto de circulación último, un informe de la DGT con los propietarios del coche, denuncia original, tu DNI y las llaves del coche.

Aunque esperemos que nunca suceda una situación así, es mejor estar siempre preparado, por lo que te recomendamos que uses nuestro comparador de seguros de coche para encontrar el seguro perfecto para tu coche.

Recuerda, ¡mejor prevenir que curar!

Seguros de coche,
compara y empieza a ahorrar ya.
Comparar