Una hipoteca mixta combina los beneficios de las hipotecas fijas y de las variables. Es un tipo de hipoteca que conjuga los dos tipos de interés, el fijo y el variable. Durante los primeros años del préstamo hipotecario, se aplica un tipo de interés fijo, suele ser durante los primeros 10 años, y durante el tiempo restante hasta que se amortice la hipoteca, se paga un tipo de interés variable.

A pesar de ser un tipo de hipoteca que apenas se publicita por parte de los bancos, puede tener precios muy competitivos y es una opción interesante para algunos públicos. Es una hipoteca flexible, con tipos inferiores a las hipotecas de interés fijo y con diferenciales más baratos. Beneficia especialmente a aquellas personas que van a ser capaces de amortizar su hipoteca por anticipado, y que por ejemplo, tienen la intención de vender la vivienda pocos años después de adquirirla.

En este guía:

Tipos de interés

Al solicitar una hipoteca mixta, se pacta con el banco el número de años en el que se pagará un tipo de interés fijo, es decir, una cuota mensual fija. Suele ser de 10 años aunque puedes encontrar hipotecas mixtas con un interés fijo a 15 o 20 años. Pasado este tiempo, el cliente pasará a pagar una cuota con un tipo de interés variable, donde el banco establece los intereses utilizando un índice de referencia (suele ser el Euribor). Dependiendo de la subida o bajada del Euribor, las cuotas mensuales cambiarán en relación al tipo de interés, normalmente cada seis meses. Además del Euribor, se añade un diferencial fijo, por ejemplo de 1,50%. Este diferencial se añade porque en ocasiones el Euribor cotiza con valores negativos.

Características

En cuanto a las características de las hipotecas mixtas, estas suelen ser parecidas a las de las hipotecas fijas o variables. Por un lado, tenemos la financiación. Las hipotecas mixtas suelen cubrir hasta el 80% del precio de la vivienda. Por otro, el plazo en el que devolverás todo el préstamo más los intereses. Se acuerda con el banco y suele ser de máximo 30 años. Finalmente, las condiciones de vinculación. Seguramente, el banco establecerá ciertas condiciones, como la domiciliación de tu nómina, que abras una cuenta o que contrates un seguro con ellos.

De todas formas, las hipotecas mixtas suelen tener características y requisitos parecidos a las fijas y variables, por lo que en Money Expert te recomendamos que leas nuestros artículos de hipotecas para leer con más detalle los requisitos para solicitar una hipoteca.

Ventajas

La mayor ventaja es que los intereses fijos de los primeros años son muy competitivos, son más bajos que la media del interés en las hipotecas fijas. Además, con un interés fijo durante los primeros años te aseguras de que las cuotas serán constantes al principio, dándote más tranquilidad durante ese primer periodo que suele ser el más sacrificado en cuanto al pago de la hipoteca. Además, las comisiones son inferiores que en las hipotecas fijas.

Por otro lado, la gran ventaja durante los años en los que pagarás un tipo de interés variable es que el diferencial que se aplica también es más bajo que en una hipoteca variable.

Además, podrás elegir cuántos años quieres pagar un tipo de interés fijo y cuántos años un tipo de interés variable.

Desventajas

La principal desventaja es que actualmente, existen unos tipos de interés muy bajos gracias al Euribor. ¿Por qué es una desventaja entonces? Porque se prevé que estos bajos intereses se mantengan durante un máximo de 10 años más y después comenzarán a subir otra vez, por lo que no podrás beneficiarte si decides contratar una hipoteca mixta ahora. Acuérdate de que durante los primeros 10 años estarás pagando unos tipos de interés fijo, y sería después cuando empezarías a pagar un interés variable y así beneficiándote de la bajada del Euribor. Por lo tanto, actualmente las hipotecas mixtas son las mejores opciones para los bancos, pero no necesariamente para el cliente.

Por lo tanto, durante el periodo en que pagarías un interés variable tendrías la desventaja de la incertidumbre ya que el Euribor puede ir en tu contra o a tu favor. Además, no tendrías esa estabilidad que proporciona una hipoteca fija, por lo que no puedes planificar tus cuotas a futuro.

De todas formas, hay situaciones en las que una hipoteca mixta puede beneficiarte. Al ser el interés del periodo fijo más bajo que en las hipotecas a tipo fijo, esto te da la oportunidad de ahorrar más durante el primer periodo y así amortizar antes la hipoteca y reducir el plazo, y por ende el plazo de tipo variable, por lo que estarás menos expuesto a las variaciones del euribor a largo plazo.

¿Dónde puedo contratar una hipoteca mixta?

Cierto es que pocos bancos publicitan hipotecas mixtas en sus páginas webs, pero si uno pregunta directamente en la entidad se dará cuenta de que casi todos los bancos comercializan con hipotecas de tipo mixto.

Igualmente, aquí os dejamos una lista de los bancos que ofrecen hipotecas mixtas:

  • La hipoteca naranja mixta de ING, con un tramo fijo de 10 años.
  • Hipoteca Open Mixta de Openbank, con un tramo fijo de 10 años.
  • La hipoteca mixta de Bankinter, con un tramo fijo de 10, 15 y hasta 20 años.
  • La hipoteca mixta Triodos de Triodos Bank, con un tramo fijo de 10 y 15 años.
  • La hipoteca inteligente flexible de Evo Banco, con un tramo fijo de 10 o 20 años.

De todas formas, os recomendamos que acudáis directamente a los bancos o a sus webs para solicitar una oferta personalizada ya que las condiciones e intereses pueden variar según vuestro perfil y necesidades. Como siempre, en Money Expert queremos que investigues y preguntes, entérate de todas las ofertas del mercado antes de tomar una decisión.